Gua-sha: el masaje facial de moda

Los consejos y secretos de la belleza asiática continúan causando furor en occidente. Su piel perfecta se ha convertido en una de las metas más deseadas y por ello, sus rutinas de limpieza facial y cosmética coreana son ya utilizadas por muchas mujeres fuera del continente. Fruto de esta expansión de conocimientos conocemos el Gua Sha, un masaje milenario al que no te podrás resistir. 

La Gua Sha es una técnica de masaje facial que se lleva a cabo con una piedra de cuarzo rosa o jade con un diseño en forma de corazón para que se adapte al rostro. Su origen se remonta a hace más de 2.000 años cuando, en la medicina tradicional china, se utilizaban estos objetos para realizar una especie de raspado o masaje. Este procedimiento, fruto de la cultura tradicional, llegó a convertirse en todo un símbolo refiriéndose a la belleza duradera. 

Practicar la Gua Sha combinándola con cremas, aceites y sérums ayuda a drenar líquidos, estimular la circulación sanguínea, mejorar la absorción de sus principios activos en la piel y promover la producción de colágeno minimizando las líneas de expresión y arrugas del rostro. Además, dependiendo de la piedra que utilices, puedes potenciar unos beneficios u otros. La piedra de jade tiene propiedades calmantes, ayuda a estimular la energía vital y al aplicarla en frío contribuye al drenaje. Por su parte, el cuarzo rosa contiene una gran cantidad de minerales que favorecen la eliminación de toxinas, reducen la hinchazón y mejoran la circulación. 

¿Cuál es el resultado? Una piel más tersa y luminosa. Además te aportará un momento de relajación aliviando la tensión muscular de tu rostro y brindándote unos minutos en los que tú misma serás tu prioridad. 

¿Quieres aprender a realizarlo? ¡Nosotras te lo explicamos! Al tratarse de un masaje relajante precisa de tiempo, por lo que es recomendable que lo practiques antes de acostarte y tras haber limpiado tu rostro con tus productos favoritos. A la hora de comenzar con este ritual es fundamental que prepares tu piel con esencias o cremas hidratantes que se ajusten a las necesidades de tu piel, así permitirás que la piedra resbale por tu rostro evitando irritaciones. También es importante que sepas que los movimientos deberán ser firmes pero suaves en una sola dirección y siempre ascendentes. 

Dependiendo de la zona a tratar, el trazado con la piedra será diferente:

- Cuello: lo ideal es que deslices la piedra en movimientos de fuera hacia dentro utilizando el lado en forma de corazón. Pásala tres veces por cada zona y procura ejercer una leve presión en la parte baja del cuello. 

-Contorno facial: utilizando el lado en forma de corazón, comienza en la barbilla y ejerce un movimiento ascendente hasta la parte alta de la oreja ejerciendo presión al final de cada movimiento. Al igual que en el cuello, realiza tres repeticiones en cada lado. 

-Pómulos: partiendo de la nariz, realiza un movimiento con el lado en forma de corazón de la piedra en dirección al extremo del rostro. Realiza también tres repeticiones para conseguir los mejores resultados. 

-Líneas de expresión alrededor de la boca: debes dibujar líneas en diagonal desde la parte exterior del labio hacia el extremo de la ceja. Esta vez se recomienda utilizar el lado convexo de la piedra y un número de repeticiones similares a las de las zonas ya explicadas. 

-Código de barras (coloquialmente llamadas): podrás tratarlas deslizando la piedra desde el centro hacia fuera con la parte en forma de corazón. Realiza esto un total de tres veces en cada lateral. 

  • Contorno de ojos: con el lado en forma de corazón continúa la línea de la ceja en un movimiento curvo que finalice en la sien. En esta zona presta especial cuidado ya que la piel es muy fina. Realiza igualmente tres repeticiones en cada lado. 
  • Frente y entrecejo: presiona en la zona del entrecejo y sube hacia el nacimiento del pelo con el lado convexo de la piedra. Realiza así un movimiento de dentro hacia fuera con un total de tres repeticiones. 
  • Además de estas pautas, también es importante que conozcas algunos consejos que te permitan no incurrir en errores. La piedra de Gua Sha debes utilizarla con una inclinación de unos 45 grados y los masajes deben ser suaves. Evita los movimientos bruscos o con demasiada presión ya que podrían conllevar efectos negativos como el descolgamiento del tejido, roturas capilares o irritaciones en la piel. Asimismo, evita tomar el sol después de este tratamiento ya que la piel estará un poco enrojecida y sensible. Es importante destacar también que no está recomendado para pieles irritadas, con heridas, pieles muy finas o con problemas cutáneos. 

    En theCosmethics podrás encontrar diferentes productos que te ayudarán a iniciarte en la técnica de Gua Sha:

    Además de estos productos, en nuestra web encontrarás tratamientos y masajes para tu rostro que te ayudarán a relajarte mientras cuidas tu tez. El masaje Ayurvédico Abhyanga corporal y facial  es una técnica hindú de masaje corporal, facial y craneal completo que ayuda a generar una relajación corporal y del sistema nervioso. Además ayuda a la liberación de toxinas, estimula la circulación y nutre la piel en profundidad. Por otro lado, el tratamiento rejuvenecedor e iluminador para pieles maduras te ayudará a mitigar el envejecimiento prematuro de la piel, así como a recuperar la luminosidad y elasticidad. GLOW. Sesión integral de belleza facial y corporal en cabina es uno de los tratamientos más completos de nuestro catálogo. Tras una evaluación inicial de tu piel y un diagnóstico completo, disfrutarás de una limpieza, mascarilla e hidratación personalizadas. 

    Disfruta de más consejos y trucos sobre el Gua Sha en este vídeo

    Dejar un comentario

    Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados