¿Qué se esconde detrás de tu dentífrico? 10 Torturas en la industria cosmética

La industria cosmética es un claro ejemplo de la inutilidad del 90% de sus experimentos en animales. Espumas de afeitar y dentífricos introducidos a presión, altas dosis de productos depilatorios y  colorantes  aplicados sobre la piel, sustancias irritantes diluidas en ojos… Hoy, Día de la Tierra, queremos hacer especial hincapié sobre esta realidad. Desde Cosmethics os pedimos una vez más que, además de revisar cada INCI, os informéis sobre lo que consumís cada día. Nadie ha dicho que fuese sencillo pero sabemos que es posible vivir y luchar por una causa que nos parece más que justa. En Cosmethics todos nuestros productos son Cruelty Free.

Experimentación animal con conejos, test Draize
Experimentación animal con conejos, Test Draize

¿Sabías que para testar un nuevo jabón muchos laboratorios torturan conejos?

 
Sabemos que una gran parte de la industria cosmética utiliza animales en sus experimentos para garantizar la seguridad del consumidor. Hoy queremos mencionar algunas de las pruebas que posiblemente no conozcas y te afecten ya que muchas de ellas son muy habituales en productos de higiene.

¿Sabías que muchos laboratorios bajo la etiqueta “garantizar la seguridad del consumidor” llevan a cabo estas pruebas…?

Laca para el cabello: obligan al animal a inhalarla hasta que alcance el coma.
Espuma de afeitar: la introducen a presión en el estómago del animal.
Champú: introducen cantidades concentradas del producto en sus ojos (normalmente utilizan conejos).
Dentífricos: les obligan a ingerirlos.
Máscaras de pestañas y sombras de ojos: los aplican directamente sobre sus ojos hasta que alcanzan la ceguera total.
Bronceadores: conejos con la piel afeitada son expuestos a rayos ultravioleta para testar el producto.
Maquillaje: se testa directamente sobre la piel depilada (casi siempre previamente arrancada con cita adhesiva).
– Para comprobar la efectividad de un jabón se prueba y aumenta la dosis hasta que la piel del animal queda irritada (previamente afeitado).

Revisa tu champú. Test Draize

Si utilizas un champú que no es Cruelty Free es muy posible que detrás de él se esconda el Test Draize. ¿En qué consiste?
Introducen conejos en cajones con forma de cepo -con un único agujero de forma que sólo les quede fuera la cabeza sin ninguna posibilidad de esconderla-, durante varios días les aplican  en uno de sus ojos una solución concentrada del producto en cuestión, el otro ojo sirve como referencia. La reacción más fuerte y común suele provocar la pérdida de visión, hinchazones e irritaciones. Los conejos, en el intento de liberarse de esa tortura, parten la columna vertebral. ¿Sabes por qué emplean conejos? Porque estos animales no lagrimean lo suficiente como para que la lágrima limpie el ojo y elimine la sustancia.

Revisa tu gel de ducha. Test DL 50

Si utilizas un gel de ducha que no es Cruelty Free es muy posible que detrás de él se esconda el experimento DL 50. ¿En qué consiste?
El test sobre la piel es otro tipo de experimentación con animales. Al ser necesario dejar al descubierto la piel, se les arranca el pelo con cinta adhesiva. El animal queda previamente inmovilizado para impedir que se rasque o lama la herida. A posteriori le aplican las sustancias irritantes con las que se está experimentando y después cubren la zona con yeso adhesivo. Días después, los experimentadores observan las reacciones del irritante. Esta prueba puede ser repetida en la misma zona del cuerpo durante todo un año.
La palabra DL 50 significa dosis letal 50. El 50% del grupo de animales empleados en este experimento tienen que morir obligatoriamente. Los animales son sometidos a estas sustancias mediante tres procedimientos distintos: el oral, el cutáneo o por inhalación.

Cifras

Cada año, millones de animales son sometidos, en vivo, a innumerables pruebas e experimentos para determinar la seguridad de este tipo de productos y en muchas ocasiones estos experimentos se ocultan bajo lemas como “clínicamente testado” o “testado bajo control dermatológico”
El número de animales que anualmente mueren en experimentos realizados para la industria química, farmacéutica, militar, cosmética o alimentaria es preocupantee: supera los 200 millones y podría llegar hasta los 500 millones según el primer informe de la Comisión Europea sobre las estadísticas referentes al número de animales utilizados con fines experimentales u otros fines científicos.
Hoy os recomendamos las siguientes lecturas. Desde el equipo de Hola Eco Colectivo hemos querido cada uno de nosotros proponer una iniciativa en el día de la Tierra:

  • Photo from: https://es.pinterest.com/pin/483996291183763229/

 
 

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados