Productos de limpieza: ¿limpias o contaminas?

Comenzamos la semana con mucha energía y con muchas ganas de compartir con todos vosotros nuevos consejos médicos y recetas; esta semana vamos a abordar la toxicidad de los productos de limpieza y cuán difícil resulta a veces encontrar productos  no tóxicos. En nuestra entrada de hoy vamos a hablar de ello y compartir algunos consejos; mañana os enseñamos cómo elaborar dos productos básicos de limpieza 100% naturales y nada perjudiciales para nuestra salud. ¡Allá vamos! Feliz inicio de semana…

El zumo de limón desengrasa y desodoriza

El zumo de limón desengrasa y desodoriza

Lo hemos podido comprobar todos y todas cada vez que hacemos la compra y añadimos a nuestro carrito productos de limpieza; nos asustamos con sus etiquetas y muchas veces nos cuesta creernos todo cuanto estamos viendo en el listado de ingredientes. Si no fuera porque sabemos que entre nuestras manos se encuentra un “potente” limpiador podríamos pensar que es algún producto insecticida; todos hemos comprobado alguna vez lo difícil que resulta encontrar productos de limpieza no tóxicos: la mayor parte contienen detergentes muy fuertes, suavizantes que provocan reacciones cutáneas, desinfectantes abrasivos… Todos ellos camuflados con fragancias que le aportan un olor “fresco” y “limpio“. No nos dejemos engañar, el uso continuado puede provocarnos severos daños en nuestra salud. Un adulto aspira entre 15.000 y 20.000 litros de aire al día y en esas respiraciones por supuesto inhalamos elementos que desprenden todos los productos de limpieza. Esto puede desencadenar serios problemas de salud: reacciones alérgicas, dermatitis, sequedad, rojeces, problemas respiratorios, inflamaciones, etc.

Cómo dar el cambio. ¿Por dónde empiezo?

Todo tiene solución; en primer lugar retira todos esos productos tóxicos del cuarto de limpieza, baño, cocina… Diles adiós y evita comprarlos. Cuando los elimines ten cuidado como lo haces y recuerda que al igual que perjudican tu salud también dañan al medioambiente.

A partir de ahora busca productos que no sean tóxicos, que sean de origen vegetal y biodegradables y ten siempre en casa paños de microfibravinagre blanco, bicarbonato de sodio y limón. Son tres productos ideales para limpiar y no son dañinos.

Con estos tres ingredientes combinados con agua caliente podrás limpiar espejos, suelos, azulejos, desodorizar el baño, desinfectar el suelo, desengrasar, abrillantar el suelo, eliminar manchas de la ropa y/o alfombras… Es mucho más sencillo de lo que parece. Son trucos caseros que nuestras abuelos utilizaron durante décadas y fueron efectivos, ¿por qué habríamos nosotros de renunciar a ellos si cumplen su función, no son dañinos y además son mucho más económicos? Efectivamente, no hay ninguna razón coherente para seguir utilizando productos tóxicos en casa. Ninguna.

Consejos:

Palmera de salón: ideal para desintoxicar el aire que respiramos
Palmera de salón: ideal para desintoxicar el aire que respiramos

Oasis Verde: Cultiva plantas en el interior de tu casa y balcón. Utiliza plantas de interior que regulen y mejoren la calidad del aire. Existen plantas que filtran los productos químicos tóxicos como el formaldehído; un agente potencialmente cancerígeno que entra en nuestro hogar de muchas formas: barnices, pinturas, adhesivos, alfombras, muebles, fibras sintéticas, detergentes… Con 1 o 2 plantas por cada 10m2 es suficiente.

  • Areca: colócala cerca de la ventana; lo más cerca que puedas de la luz porque la necesita para convertir las toxinas del aire en compuestos no tóxicos. Cuanto más grande sea la Areca más capacidad de limpiar tendrá. Esta planta es perfecta para limpiar/eliminar  el formaldehído.
  • Ficus: limpian las sustancias nocivas de productos de limpieza o adhesivos y atenúan de manera natural los ruidos.
  • Palmera de salón: limpia prácticamente todos los tóxicos del aire, especialmente, el formaldehído, el xileno, el amoníaco o el benceno, responsables de afecciones respiratorias en bronquios, pulmones y mucosas.

Perfumar al hogar: utiliza velas de soja, aceites esenciales puros y un quemador para conseguir una agradable fragancia sin recurrir a productos tóxicos que a continuación inhalarás.

Despídete de los tuppers de plástico y utiliza únicamente envases de cristal: el plástico cambia el sabor de la comida y desprende componentes químicos al calentar la comida. Esto no sucede con los envases de vidrio.

Productos de limpieza naturales: ten siempre en casa limón, bicarbonato de sodio, vinagre blanco, paños de microfibra y un jabón neutro. No necesitas más ingredientes para tener la casa limpia y libre de tóxicos.

Un adulto aspira entre 15.000 y 20.000 litros de aire al día y en esas respiraciones por supuesto inhalamos elementos que desprenden todos los productos de limpieza.
 

Photo from: v¡http://es.pinterest.com/pin/131800726570858946/

Photo Palmera de Salón from: http://es.pinterest.com/pin/445997169319794693/

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados