Pelo seco: cómo reparar un pelo dañado de manera natural

Pelo seco y dañado. En este largo invierno ha sido uno de los problemas más comunes entre nuestros clientes. Por eso hemos decido recopilar todos los consejos y tratamientos específicos en una entrada para ponerle fin a este pequeño incidente que por supuesto tiene solución (y además natural). Existen muchas y variadas razones para terminar teniendo un cabello muy deshidratado y dañado, pero las más comunes y reincidentes se deben en primer lugar a un uso excesivo del secador y de la plancha (sin utilizar un protector térmico), a los tintes y tratamientos abrasivos para el cabello y a una elección incorrecta del champú, acondicionador y mascarilla (cuando ésta sea necesaria).

Pelo seco: ¿por dónde empiezo?

Es evidente que no todo radica en la elección correcta de productos capilares indicados para cabellos secos. Y recuerda elegir productos sin parabenos, siliconas ni residuos pertroquímicos ya que éstos dañaran tu pelo. Pero ayudarle a tu cabello desde fuera será un gran avance si tienes el pelo seco y dañado. Antes de todo debes de saber que ciertos hábitos como secarse el pelo con secador constantemente, hacer un uso abusivo de planchas para alisado y echar mano de tintes para darle a tu cabello un cambio de look terminarán por dañarlo cada vez más. Aparentemente lucirás un pelo brillante e incluso sedoso pero el estado real de tu cabello estará muy lejos de esa mera apariencia. Siempre que puedas evita estas prácticas y si decides plancharte el pelo alguna que otra vez (no será el fin del mundo) acuérdate de elegir un protector térmico para proteger el cabello de tanto calor. Si eres de las personas que cada 3 meses  acude a la peluquería para teñirse el pelo has de saber que este hábito será el principal culpable de que no puedas lucir un cabello sano y por eso tienes el pelo seco y dañado. En estos casos te recomendamos que utilices Herbal Cider Orgánico. Se trata de un sellador de color para cabello teñido y un limpiador profundo. Simplemente tendrás que mezclar una pequeña cantidad con un poco de agua y aplicártelo mientras te lavas el cabello. Suaviza de manera natural el pelo, elimina los residuos acumulados por el tinte, sella la nueva coloración y restaura el nivel de pH apropiado. Está especialmente indicado para cabellos teñidos.

Una buena elección

Antes de aventurarte a adquirir productos debes analizar tu cabello y cerciorarte de lo que necesitas exactamente. Si tienes el pelo seco debes elegir un champú específico para cabello seco (que sea nutritivo), complementarlo con un acondicionador de similares características y tener siempre a mano una mascarilla reparadora y muy nutritiva para aplicártela una o dos veces por semana.

Champú de Onagra para pelo seco
Champú de Onagra para pelo seco

1. Champú de Onagra para pelo seco. Elaborado con aceite de Onagra (aumenta la humedad y fortalece el cabello) y combinado con 7 proteínas y aminoácidos, 10 extractos certificados orgánicos y aceites vegetales. La misión de este champú es hidratar y suavizar el cabello seco. No contiene lauril sulfato de sodio, es apto para cabellos teñidos y está elaborado con 21 ingredientes certificados orgánicos. ¿Qué te parece?

2. Acondicionador Intensivo de Lavanda y Aguacate para pelo seco: está especialmente indicado para cabellos que necesitan una dosis extra de hidratación. Elaborado con aceite de lavanda y aguacate. El objetivo de este acondicionador es aportarle una humedad intensa y vitalidad al pelo seco y dañado. Una vez que lo pruebes tendrás un pelo suave, sedoso y brillante (apto para cabellos teñidos).

3. Mascarilla reconstructora de miel e hibisco para pelo seco o muy seco: se trata de una mascarilla reconstructora elaborada con ácido linolénico y hialurónico, con proteínas de seda, arroz y avena para renovar, desenredar y reconstruir el cabello dañado. Aplicar una vez por semana, si tienes el cabello muy dañado puedes utilizarla dos veces.

Recuerda que el Aceite de Argán es ideal para nutrir el pelo seco. Siempre puedes complementar tu rutina capilar con unas gotitas de aceite de Argán Puro en las puntas del cabello. Los efectos serán inmediatos y tendrás unas puntas sanas y brillantes.

No todo son cremitas: cuidarse desde dentro

Tener un pelo sano, sedoso, brillante e hidratado no se consigue únicamente haciendo una buena elección de productos capilares. Es fundamental cuidarse desde dentro y para ello existen alimentos muy buenos para aportarle fuerza, vitalidad, brillo e hidratación al pelo. Si tienes el pelo seco o muy seco, además de beber mucha agua, debes incorporar diariamente a tu dieta frutas y verduras ya que actúan como antioxidante y potencian la humectación del cabello. Además puedes comer todas las mañanas una pequeña cantidad de frutos secos ya que éstos son ricos en ácidos omega 3 y le aportarán la humedad necesaria a tu pelo seco.

Si necesitas una dosis extra de fuerza y vitalidad incorpora en tu dieta alimentos ricos en biotina (espinacas, nueces, levadura de cerveza…), en ácido fólico (guisantes, naranjas, plátanos, pipas de girasol), en ácido pantoténico (jalea real, salmón…) y ricos en minerales como el zinc y el hierro (mango, berenjenas, zanahoras…).

¿Conoces los productos de John Masters Organics de los que te hablamos? ¿Cuál es tu rutina capilar?

“No es por el gris del cabello que se sabe la edad del corazón”, Edward George Bulwer Lytton

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados