Pelo graso y puntas secas: el eterno dilema

Pelo graso en las raíces y deshidratado en las puntas. Es el eterno dilema de cientos de melenas.  Este tipo de cabello es de lo más habitual: exceso de grasa en las raíces y puntas resecas. Hoy nos proponemos compartir algunos consejos y tratamientos que podrían terminar con este pequeño y eterno problema capilar. He aquí nuestras propuestas Cosmethics.

Cada vez sois más los que nos preguntáis y pedís la solución para terminar con el pelo graso por un lado, y cómo aportarle nutrición a las puntas por otro. A la hora de elegir un champú, acondicionador o tratamiento especifico se ha de tener en cuenta también el tipo de pelo; si éste es grueso o fino, si además es muy sensible o no… Una vez analizado nuestro cuero cabelludo tenemos varias alternativas. Todas ellas naturales, por supuesto.
El Champú de Onagra es una buena opción, pero está indicado para cabellos muy secos y si tienes las raíces grasas es muy probable que no sientas el cabello lo suficientemente purificado (limpio). Será ideal para las puntas ya que éstas necesitan una dosis extra de nutrición; en cambio no será beneficioso para el pelo graso. Debemos de tener en cuenta que en muchas ocasiones ese deterioro de las puntas se debe al abuso de determinados tratamientos capilares, secador y/o planchas. Disminuir o evitar su uso puede contribuir a una mejora importante de la salud de tu cabello.

Tratamiento nutritivo para cabello seco
Tratamiento nutritivo para cabello seco

Aún así, es normal que aquellas personas que tienen el pelo muy largo tengan las puntas resecas. En estos casos una muy buena opción es el Tratamiento Orgánico Nutritivo para cabello seco de John Masters Organics. Unas gotitas le aportarán la cantidad exacta de nutrición y ya no las volverás a tener secas.
¿Champú purificante o nutritivo? Otro gran dilema.

Champú neutro sin fragancia para pelo graso
Champú neutro sin fragancia para pelo graso

Cuando se trata de un pelo graso en las raíces y seco en las puntas lo mejor es utilizar un champú lo más neutro posible o ligeramente purificante (pero no demasiado por lo que hablábamos antes). Optar por un champú nutritivo es un riesgo ya que, teniendo las raíces grasas no notarás el pelo lo suficientemente limpio y esto hará que tengas que lavarlo cada vez más. Con un champú purificante notarás una gran mejoría en las raíces pero tus puntas sufrirán demasiado. Por todo ello siempre os recomendamos para el pelo graso un champú neutro y muy suave (de uso frecuente); es decir, que no sea demasiado  purificante. De esta manera irás reduciendo la cantidad de grasa en las raíces e hidratando las puntas; todo ello sin dañar el cuero cabelludo. La función principal de este tipo de champús “neutros” es la de equilibrar el cuero cabelludo. La mejor opción para un “pelo mixto” es el Champú Orgánico sin fragancia de John Masters Organics.
Si consideras que necesitas más purificación la gama Scalp de John Masters Organics es otra opción pero recuerda que si tienes las puntas muy dañadas éstas podrían resecarse todavía más.
Sabemos que las melenas mixtas dan grandes dolores de cabeza pero encontrar la solución es más sencillo de lo que a veces nos creemos. Opta por un champú neutro o no muy purificante y ayúdale a tus raíces a volver a estar en todo su esplendor con un tratamiento especifico para puntas deshidratadas. Al cabo de unos días notarás mejoría y ya no volverás a preocuparte por ese exceso de grasa en las raíces  y por la falta de nutrición en las puntas.
Y recuerda que no sólo hay que cuidar el pelo por fuera. Una dieta variada y rica en vitamina H, en ácido fólico, ácido pantoténico y en minerales como el zinc, el hierro y el cobre te ayudará a tener un pelo sano, fuerte y a prevenir la caída y aparición de canas. Algunos de los alimentos que os recomendamos son: las espinacas, el plátano, las naranjas, los espárragos, los guisantes, el salmón, el arroz integral, la jalea real, la levadura de cerveza y las nueces.
Tener un pelo sano es fácil si sabes cómo.

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados