Más que alimentos: jengibre

Cuando hablamos de alimentos y nutrición pensamos en nutrientes o calorías sin acordarnos de que muchos de los ingredientes que empleamos en nuestra cocina pueden ser auténticos medicamentos. En Cosmethics queremos hablaros de algunos alimentos con propiedades verdaderamente interesantes, que pueden ser de gran ayuda para determinadas patologías. Uno de ellos es el jengibre que, además de aromatizar nuestros platos e infusiones tiene numerosas cualidades medicinales que no debemos desaprovechar.

Jengibre
Jengibre

El jengibre es una planta con hábitat en el sur de Asia y de la cual se emplea tradicionalmente su rizoma para aromatizar platos o elaborar infusiones. El 50% de su composición son hidratos de carbono y en el resto podemos encontrar ácidos grasos como el linoleico, aminoáciodos como la metionina o el triptófano, flavonoides como la quercitina y la capsaicina, vitaminas, minerales y fibra.

Aunque para nosotros pueda resultar ciertamente desconocido, en Asia es empleado desde hace siglos tanto como ingrediente de cocina como de uso terapéutico en la medicina tradicional. Posee numerosas propiedades, a diferentes niveles del organismo. Os explicamos las más importantes:

Aparato digestivo: El jengibre estimula la secreción del páncreas, facilitando el proceso digestivo. Esto alivia los problemas resultantes de las malas digestiones: barriga hinchada, pesadez, gases… Además ayuda a prevenir la gastritis y la úlcera gástrica ya que combate las bacterias dañinas pero protege la flora bacteriana propia del intestino. Por esta misma razón también se emplea para tratar las diarreas bacterianas. Una infusión de jengibre después de las comidas puede ser de gran ayuda si padeces problemas gástricos.

Antivomitivo: Se ha demostrado que el consumo de jengibre reduce significativamente las ganas de vomitar en diversos casos: mareo, embarazo, quimioterapia… En estos dos últimos casos debemos consultar al médico la conveniencia o no de su consumo.

Aparato circulatorio: El jengibre tiene cierto efecto anticoagulante, por lo que ayuda a prevenir los accidentes cardiovasculares. Por esto mismo también resulta útil su consumo en enfermedades como la claudicación intermitente de los miembros o el síndrome de Raynaud, en las que la circulación periférica se ve comprometida. Toma un poco de jengibre cada día y no tendrás las manos y los pies tan fríos este invierno. Además mejorará el aspecto de tu piel y de tu rostro, al aportarle una mejor circulación sanguínea.

Dolores de cabeza y migrañas: Debido a este último efecto favorecedor de la circulación ayuda a aliviar los dolores de cabeza y migrañas. También es antiinflamatorio y analgésico, por lo que todo en su conjunto participaría en este caso.

Resfriados: El jengibre es espectorante, lo cual sumado a su actividad antiinflamatoria alivia los síntomas de la gripe, resfriados o problemas derivados de éstos como la sinusitis. Un vaso de zumo de limón con jengibre y un poco de miel es el suplemento ideal para empezar las mañanas este invierno.

Artritis y otros dolores articulares: El jengibre fue probado en pacientes con artritis en comparación con medicamentos antiinflamatorios como el ibuprofeno. Tomado de forma regular y en las cantidades suficientes puede resultar tan efectivo como éste, ya que además de las propiedades analgésicas y antiinflamatorias que ya comentamos, ayuda a limpiar de impurezas el líquido articular. En este caso deberás informarte de la mejor manera de tomarlo, siempre aconsejada por un profesional. Existen cápsulas y extractos específicos para realizar estos tratamientos. La aplicación de compresas calientes o de aceite esencial de forma externa también puede aliviar los síntomas y la inflamación.

Estado de ánimo: Debido a su contenido en capsaicina, triptófano y otros aminoácidos, el jengibre es un buen antidepresivo natural para emplear en casos de decaimiento leve, fatiga crónica o estrés. Constituye un estimulante ideal para esas épocas en las que nos encontramos bajos de energía.

Como podéis ver el jengibre es mucho más que un alimento y puede funcionar como un verdadero aliado en nuestro botiquín. Como ya comentamos, puede tener ciertas contraindicaciones. En el caso de la gastritis o la úlcera péptica debe evitarse cuando la enfermedad está en forma activa. Por su efecto anticoagulante también debe evitarse en caso de ser propenso a sangrados por alguna enfermedad o en mujeres durante la menstruación  si esta es muy abundante. También puede interferir en la toma de otros medicamentos y debe tomarse con precaución en embarazadas. Por todo esto os recomendamos que si tenéis pensado emplear el jengibre de forma diaria y como forma de tratamiento consultéis antes a un profesional.

 Photo from: https://es.pinterest.com/pin/140456082102175694/

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados