Hemos probado. Tratamiento de Keratina para el cabello

Queratina. “(Del gr. κερατίνη, córnea o de cuerno). 1. f. Bioquím. y Zool. Proteína rica en azufre, que constituye la parte fundamental de las capas más externas de la epidermis de los vertebrados y de sus derivados, como plumas, pelos, cuernos, uñas, pezuñas, etc., a la que deben su resistencia y su dureza. ” Fuente: RAE

La queratina es la sustancia natural de la que están formados nuestros cabellos. No confundir con la queratina química, que es la que se ha venido utilizando en los tan de moda tratamientos de “keratina” para el cabello, de los que os vamos a hablar hoy.

Hace años los tratamientos de queratina, (cuyo origen debe de ser Brasil, a tenor del volumen de tipos de tratamientos y también de la popularidad adquirida en el país) anunciaban un “alisado” del cabello, cual planchado japonés (estoy segura de que todavía recordáis esos tratamientos híper abrasivos de vuestra adolescencia- juventud, si es que rondáis la treintena como yo) que dejaba el pelo “tabla” durante meses. Liso, lisito, liso, y sin pizca de encrespamiento. Esos tratamientos, en su mayoría, llevaban formol, para conseguir el alisado “tabla” aunque la mitad del pelo se quedase en el camino, el que te quedaba, en apariencia, lucía impecable. Incluso en mi vorágine desmedida de experimentación cosmética adolescente, no me atreví a probarlo. Algo me olía fuerte, si habéis catado el formol sabéis más que de sobra de lo que hablo. Confieso que lo pensé, pero no sacrifiqué las ondas, y vaya alivio siento; hoy, con capacidad crítica adquirida y convicción natural (aunque continúo en la vorágine de experimentación) no se me pasa por la cabeza.

Afortunadamente hoy, hemos evolucionado un poco, y ya no deberían aplicar en ningún lugar el “alisado de keratina” con formol, además de que no deberían haberlo hecho nunca; la Organización Mundial de la Salud ha prohibido este químico por sus efectos para la salud (quemaduras, dermatitis, alopecia y pongo puntos suspensivos por aquello de no entrar en más detalles: …). Y dado que ya no debería usarse el formol, los “alisados de keratina” son una ilusión que dura un día de peluquería y lo que tardes en meterte en la bañera. En vez de eso, lo que se hace hoy en día con la queratina son tratamientos de hidratación intensa para el cabello, que duran de 3 a 6 meses y que anuncian un cabello más sedoso, dócil y sin encrespamiento. No llevan formol, ¡pero! llevan otras cosas, como por ejemplo: Formaldehído (que ayuda a alisar el cabello) y Cyclomethicone, que es una silicona (habituales en los productos de cabello , de las que os hablamos con frecuencia) que aporta brillo y sedosidad al cabello. No es soluble por eso aunque te laves el cabello con agua permanece adherida a él dándole durante un tiempo ese aspecto.

Y ahora: la humilde voz de la experiencia, es decir, para que veáis los resultados del tratamiento me lo he hecho yo misma, y os muestro el resultado:

Salón: Peluquería White, A Coruña.

Precio: Apox. 100€

Normalmente mi cabello, aunque es ondulado, no está muy encrespado ni con un volumen indomable. Lo tengo ondulado, pero fino. Eso sí, acuso el exceso de piscina, así que el día que fui a realizarme el tratamiento (hace aproximadamente un mes), era uno de esos días en los que estaba especialmente mal y eso es estupendo porque veréis más claramente el efecto.

Este es mi cabello un minuto antes de entrar al salón:

 

Keratina-antesp

Para aplicarme la queratina líquida mechón por mechón, antes me lavaron el cabello. Una vez aplicada, estuve un buen rato con ella y luego me secaron el cabello con secador y me “fijaron” la queratina con una plancha.

Este es mi cabello unos minutos después de finalizar el tratamiento:

Keratina-despuesp

Y este es mi cabello justo después del primer lavado:

Keratina-despues-lavar2

Mi conclusión fundada es que la queratina, hace que tu cabello luzca más brillante y sedoso, precisamente porque se adhiere al cabello, pero no porque lo restaure, lo hidrate, lo regenere o mejore su salud (no es un aceite, por ejemplo), si no porque fija un producto desde las raíces a las puntas, que le confiere ese aspecto durante un tiempo (pasado ese tiempo el aspecto del cabello vuelve a ser el que era, es decir el cabello que tienes en realidad). Tenlo en cuenta si lo que buscas no es solamente la estética, sino reparar el daño en el cabello causado por el cloro de la piscina, por el verano, o por otros tratamientos abrasivos o circunstancias.

En el mercado, además de los salones que ofrecen el tratamiento, puedes adquirir el producto y aplicártelo tú misma, así como infinidad de sprays y otros productos con queratina (algunos funcionan mejor, otros peor y otros no funcionan).

Peluquerías del mundo, por favor, ofértennos un tratamiento 100% natural, 100% reparador, 100% saludable y, por supuesto, eficaz. Puede que no salgamos de la peluquería con una sedosa melena dos horas después de entrar y es posible que hagan falta más sesiones, pero el resultado valdrá la pena, estoy segura.

Hace tiempo descubrí que existe una versión de tratamiento de queratina 100% natural y orgánica. Prometo que investigaré y volveré para contaros qué he visto, qué he comprobado y si me ha convencido.

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados