Hazlo tú mismo: suavizante para la ropa 100% natural y efectivo

Esta semana en Cosmethics dejamos un poco de lado las recetas dedicadas a nuestra piel y os traemos un pequeño truco de hogar. Haremos un suavizante para la ropa 100% natural, capaz de neutralizar los malos olores y de dejar nuestra ropa limpia y fresca sin emplear químicos nocivos.

Los detergentes y suavizantes comerciales, además de ser muy contaminantes y en ocasiones agresivos con nuestra ropa, están llenos de químicos que acaban en contacto con nuestra piel. Hoy queremos enseñaros a hacer vuestro propio suavizante casero que, además de ser muy económico, dejará vuestra ropa verdaderamente limpia y fresca. Si os animáis a probarlo veréis que además no deja ese tacto “artificial” tan característico de los suavizantes convencionales.

vinagre y lavanda
Vinagre y lavanda

¿QUÉ NECESITO?

– 1 botella de plástico vacía y limpia (Puedes reutilizar una de tu anterior suavizante)

– 1 olla grande o cubo

– 200 gr de bicarbonato de sodio

– 550 ml de vinagre blanco (del que se usa para limpieza). En su lugar también puedes emplear un vinagre claro de manzana o de vino.

– 1,5 L de agua

– 20 gotas de aceite esencial de Lavanda (u otro que te guste)

bicarbonato de sodio
Bicarbonato de sodio

¿CÓMO LO HAGO?

1. Mezcla en una olla o cubo el agua y el vinagre blanco.

2. Poco a poco añade el bicarbonato. Esto provocará mucha efervescencia, por eso es importante que lo hagas despacito y que el recipiente sea lo suficientemente grande.

3. Remueve despacio hasta que la mezcla se estabilice.

4. Añade unas 20 gotas de aceite esencial y vuelve a remover. Yo empleo el de lavanda porque me encanta el olor que deja en la ropa, pero puedes probar con cualquier otro.

5. Envasa tu suavizante en una botella vacía.

¿CÓMO USARLO?

Este suavizante puede ser empleado como cualquier suavizante normal, tanto en la lavadora como a mano. Si lo empleas en la lavadora ayudará además a limpiarla por dentro. La mezcla de bicarbonato y vinagre actúa como solución tampón o amortiguadora, neutralizando múltiples sustancias con las que entra en contacto; de ahí su gran efectividad tanto como limpiador como para eliminar los malos olores.

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados