Éste es el resultado de la primera semana a dieta.

He completado la primera semana de mi vida a dieta y ahora tengo que mostrar los resultados y contar mis vergüenzas. Esto no es fácil.

Reconozco que no me lo he tomado al pie de la letra, al principio creo que uno no se pone serio del todo, desafías a la comida mirándola y diciéndole al trozo de pan: “No me vaciles, llevo un día muy ajetreado, que te crees que ahora vas a venir a engordarme tu”. Estar en modo dieta creo que te predispone psicológicamente a que desees comerte algún pecado que estando en modo normal ni se te acordaría. Será el viejo cuento de “lo prohibido” o yo que sé, pero uno hace tonterías, o al menos yo las he hecho.

Confieso: que me he comido unas cuantas onzas de chocolate, he abusado del pan más de lo que me han indicado, me he tomado un par de cafés y un chocolate, me he saltado la cena el sábado noche… y de perdidos al río: me he comido unos nachos. Resulta un poco humillante comentar esto, lo sé, pero oiga usted, la honradez primero.

Se podría decir que he seguido la dieta estipulada por mi dietista de Menudiet al ¿70-80%? Sí, aproximadamente… Y además esta semana no he hecho deporte. Si, de nuevo confieso: ¡NO he hecho deporte! No ha sido posible.

Con todas estas premisas, me he pesado hoy por la mañana y éste es el resultado semanal (¡y temporal!) de mi dieta:

Evolución de la gráfica de peso del programa Menudiet
Evolución peso dieta menudiet

¿Qué me han enviado desde Menudiet? Todos estos platos:

Lunes: Crema de calabacín y Pollo al azafrán. Emperador con trigueros para cenar (delicioso!).

Martes: Judías verdes con tomate y Merluza en salsa verde. Espinacas con jamón para cenar.

Miércoles: Lentejas levantinas (el que más me ha gustado) y Muslitos de pollo a la cerveza (también me ha encantado). Merluza a la vasca para cenar.

Jueves: Sopa de marisco y Atún con pisto. Salteado de verduras para cenar con tortilla francesa.

Viernes: Crema de espárragos y Solomillo a la riojana (estupendo). Calamares con trigueros para cenar.

Sábado: Lombarda con jamón, pasas y piñones y Bacalao a la vizacaína. Pechuga de pollo con pisto para cenar.

Domingo: Fideos orientales con soja y Pollo al limón con menestra. Menestra de verduras con tortilla francesa para cenar.

¡Ya veis! El menú ha sido variado y bien equilibrado, esta semana prometo aprovecharlo mejor y cumplir para ofrecer resultados óptimos

¡Hasta la semana que viene!

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados