El mejor ritual de belleza: rutina y cosmética natural

Llevar a cabo un ritual de belleza es tan importante como desayunar cada mañana. Seguramente habrás leído, oído y visto decenas de consejos sobre cómo mantener una piel sana, bella y cuidada. En Cosmethics no hemos descubierto la pólvora pero nuestra experiencia y esfuerzo por probar y tener siempre las mejores marcas de cosmética natural y ecológica nos ha ayudado a elaborar una rutina de belleza muy importante y efectiva. Limpiar, sérum, mascarilla, contorno de ojos, exfoliar, hidratar, crema de noche, crema de día… Todas estas palabras te suenan, ¿verdad? Pongámosle orden a todos estos pasos para conseguir una práctica saludable y diaria que logre que nuestra piel esté sana y cuidada y que todos y cada uno de los cosméticos que elijamos sean mucho más eficaces. 

Es sencillo seguir un ritual de belleza si tienes todas las claves para tener una piel radiante y sana
Es sencillo seguir un ritual de belleza si tienes todas las claves para tener una piel radiante y sana

Para comenzar no nos vale la excusa: “No tengo tiempo”, “Voy corriendo de un sitio para otro”, “Hoy no me viene bien“… Nos las sabemos todas, y todos las hemos oído muchas veces. Tener una piel sana requiere tiempo y dedicación. Esfuérzate día a día y te lo agradecerá eternamente. Tú lo notarás y tu piel también.
Cuando te despiertas prevés muchos acontecimientos que sucederán a lo largo del día, pero en ocasiones llegan imprevistos, estrés, días no tan buenos… Todos esos percances se verán reflejados con el paso del tiempo en tu epidermis. ¡Evítalo desde ya! Y opta siempre que puedas por la cosmética natural, todo son ventajas.
Lo primero y más importante de todo es una buena limpieza facial y exfoliar la piel. Sin limpieza no existen milagros ni beneficios. Sólo teniendo una piel libre de impurezas los cosméticos penetran con eficacia y te dejan una piel radiante y sana. Así que a primera hora, mientras abandonas el microclima de la cama hazte a la idea:
– Primero: limpiar.
Si te saltas este paso básico todo lo demás no habrá valido para nada. Limpia cada mañana y cada noche tu piel delicadamente y con esmero. Aplica un limpiador facial con movimientos circulares y suavemente. Si tienes la piel seca opta por una leche limpiadora, si tu piel es grasa o mixta mejor una mousse o un jabón. Y, si además tienes la piel sensible, lo mejor es que elijas una pruina. Además, exfolia tu piel una vez a la semana para eliminar impurezas que se acumulan en la superficie de tu epidermis. Opta siempre por cosméticos naturales, que no sean abrasivos ni dañen tu piel. Una buena elección te ahorrará mucho tiempo y notarás mucho antes los resultados. Siempre que elijas un cosmético ten muy presente el tipo de piel que tienes.
– Segundo: tonificar.
La principal función del tónico es cerrar los poros y preparar la piel para recibir los siguientes cuidados. A la hora de elegir un tónico has de tener en cuenta el tipo de piel y su reactividad. Algunos tónicos pueden provocarte picores o rojeces. Opta por los florales. No son dañinos pero también tendrás que tener presente si eres alérgico a algún tipo de planta.
– Tercero: sérum (paso a mayores para optimizar resultados, pero no es obligatorio)
El sérum matifica tu piel si tienes acné o la piel muy grasa, atenúa las arrugas o líneas de expresión y mejora pequeñas imperfecciones (manchas, por ejemplo). Es como un suero que corrige ciertas imperfecciones, y que con un uso continuado reducirá todas esas imperfecciones. Recuerda que el sérum jamás sustituye la crema hidratante. Tanto el sérum como la crema hidratante debes de aplicarlos con movimientos horizontales desde el centro hacia los laterales y siempre desde la barbilla hacia la mejilla, de manera que la piel se eleve hacia arriba. Con este masaje reafirmarás la piel. La tendencia natural la de la piel es perder firmeza, habremos de hacer lo contrario para que esto no suceda.
-Cuarto: ojos y labios
Elige en función de las necesidades del contorno de tus ojos y no te arriesgues. La piel que rodea el ojo es extremadamente fina y delicada y por supuesto su sensibilidad es mayor que la de cualquier otra parte del cuerpo. Elegir un buen contorno de ojos es tan importante como aplicarlo correctamente.  Deposita un poco de sérum sobre el dedo (una avellana es suficiente) y comienza a extenderlo con pequeños toques ligeros (sin demasiada fuerza) desde dentro hacia fuera para destensar la zona si lo que tienes son ojeras. Si tienes bolsas el movimiento habrá de ser contrario. Tienes que masajear suavemente desde fuera hacia dentro para eliminarlas. Existen contornos de ojos para la zona superior del ojo, y otros para ambas dos zonas.
-Último y cuarto paso: hidratar y/o nutrir
La última fase antes de aplicar maquillaje (si quieres aplicártelo) es hidratar (piel normal o grasa) y/o nutrir (piel seca) tu piel. Una vez más, habremos de elegir el cosmético que mejor se ajuste a nuestro tipo de piel teniendo en cuenta su reactividad y la secreción sebácea. Elige la crema que más y mejor se ajuste a las necesidades de tu piel.
Si además de hidratar quieres corregir algún tipo de imperfección habrás de elegir un producto más específico. Por ejemplo, si lo que necesitas es reducir y disimular las manchas faciales habrás de optar por un producto que se ajuste a esas necesidades. Existen productos naturales que ayudan a reducir esa marcas y manchas.

Esta rutina de belleza diaria puedes y debes llevarla a cabo de igual forma cada noche. Simplemente tienes que cambiar la crema hidratante de día por un aceite o crema de noche. La composición, la efectividad y los beneficios de una crema facial nocturna son muy diferentes a los de una de día. De noche tu piel no descansa, su principal tarea una vez que te acuestes es trabajar y reparar todo lo que durante el día se ha desgastado. A altas horas de la madrugada la piel es más receptiva a los tratamientos, tu epidermis se regenera y oxigena más rápido. Por ello elije un cosmético nocturno adecuado para completar el sano hábito de cuidar la piel.
Un buen ritual de belleza siempre ha de ir acompañado con una gran sonrisa, deporte  y una alimentación saludable.

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados