Descubre cómo evitar la flacidez y lucir una piel radiante

La flacidez cutánea es un problema que afecta a muchas personas y del cual muchas veces desconocemos las causas o tenemos una idea equivocada. Por eso queremos ir más allá y profundizar en un tema que además de una cuestión estética, también lo es de salud.

Podemos hacer mucho para evitar sus causas, pero primero debemos entenderlas. En Cosmethics os las contaremos detalladamente para después poder aconsejaros en próximas entradas.

 El deporte es una solución para evitar la flacidez

El deporte es una solución para evitar la flacidez

¿QUÉ ES LA FLACIDEZ?

 

La flacidez es la pérdida de firmeza cutánea debida a la pérdida o debilidad de las sustancias encargadas de esta tarea: el colágeno y la elastina.

Aunque puede afectar a todo tipo de personas es más típica en mujeres a partir de la mediana edad ya que la proporción de grasa subcutánea es mayor y sufren ciertos procesos como el embarazo o la lactancia.

¿CUÁLES SON LAS ZONAS MÁS PROPENSAS?

– Tercio inferior del rostro.

– Cuello.

– Cara interna de los brazos.

– Abdomen.

– Glúteos.

– Cara interna de los muslos.

¿CUÁLES SON SUS CAUSAS?

 – La edad: La flacidez se produce por una pérdida o debilidad de las proteínas que ejercen como “malla de sostén” en la piel. Esto puede tener múltiples causas, pero la principal y que afecta en mayor o menor medida a todo el mundo es el paso del tiempo. Con la edad estas fibras se desgastan y pierden elasticidad, a la vez que empeora la circulación sanguínea y el aporte de nutrientes a los tejidos. Por eso es fundamental prevenir esto dentro de lo posible y evitar otras causas externas que produzcan flacidez prematura.

 – El exceso de grasa: una de las causas más comunes de la flacidez es el exceso de grasa subcutánea. El sobrepeso y la obesidad son un problema en nuestra sociedad y, además de ser causa de otros problemas graves de salud, también producen efectos negativos sobre nuestra piel. Esta grasa acumulada bajo la piel de ciertas zonas hace que el colágeno y la elastina se distiendan y pierdan su tono.

 – Falta de tono muscular: Los músculos de nuestro cuerpo aportan cierto sostén a la piel y la mantienen firme, pero para ello necesitan cierta fuerza y tonicidad. La falta de ejercicio físico y unos malos hábitos de vida hacen que nuestros músculos pierdan estas cualidades y la piel que los recubre se vuelva también flácida.

 – Pérdida de volumen brusca: Cuando perdemos peso nuestro cuerpo necesita hacerlo de una forma progresiva para que el proceso se asimile en todos los aspectos de nuestro funcionamiento. Si lo hacemos de forma brusca, además de ser perjudicial para nuestro metabolismo, también lo será para nuestra piel. Al eliminar de forma repentina una cantidad de grasa importante de nuestra piel, esta se verá sin la capacidad de adaptarse a la nueva forma del cuerpo y recuperar poco a poco el tono y la elasticidad. Por eso, en casos especiales como puede ser un embarazo, debemos prestar una atención extra al cuidado de nuestro cuerpo y nuestra piel.

Cambios hormonales: Ciertos problemas hormonales o los cambios asociados a procesos como la menopausia hacen que la piel también cambie su textura y elasticidad.

Exposición solar: Una exposición solar exagerada o carente de protección hace que en nuestra piel se acumulen gran cantidad de radicales libres. Éstos son agentes que producen la oxidación de los tejidos, alterando las fibras de sostén.

 – Dieta: Llevar una dieta desequilibrada hará que nuestra piel también sufra ese desequilibrio. Un exceso de hidratos de carbono (harinas, pasta, arroz, azúcares…) y la carencia de proteínas de calidad hará que los músculos se mantengan débiles y se acumule más grasa subcutánea. También la desnutrición y la falta de aporte de nutrientes esenciales como ciertas vitaminas, minerales o aminoácidos harán que la piel pierda su firmeza. Además los tóxicos como el alcohol o el tabaco auméntarán el proceso oxidativo de la piel.

Por hoy os dejamos con esta explicación sobre la flacidez cutánea y sus causas.  Pronto os descubriremos cómo afrontar y prevenir este problema.

¡Feliz semana!

Photo from: https://goo.gl/qbgU2e

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados