¿Comes frutos secos?

Bien entrados ya en el otoño, queremos dedicar un post a uno de los alimentos básicos de esta estación: los frutos secos. Nueces, almendras, avellanas… son solo algunos ejemplos de estos manjares tan ricos en ácidos grasos saludables, vitaminas y minerales.

En Cosmethics sabemos de la importancia de cuidar nuestra piel tanto por fuera como desde dentro. Por eso, queremos destacar las enormes ventajas de incluir estos alimentos en vuestra dieta.

Los pistachos contienen mucha vitamina A
Los pistachos contienen mucha vitamina A

Seguro que muchos de vosotros ya conocéis las fantásticas propiedades de aceites como el de almendras, avellanas o nueces de Macadamia a la hora de hidratar y cuidar la piel. Pues bien, estos y otros frutos secos son también enormemente beneficiosos  si los incluimos en nuestra alimentación, tanto a nivel cutáneo como en otros aspectos de nuestra salud.
La dieta actual, tan dependiente de los hidratos refinados y procesados, ha hecho que fuéramos apartando de nuestros hábitos el consumo de frutos secos. La mayor parte de productos del mercado que sí los contienen, suelen estar acompañados de grandes cantidades de sal o azúcar, como es el caso de los chocolates o los cocktails de aperitivo.
Aunque ahora mismo son un alimento de temporada, los frutos secos aguantan perfectamente almacenados durante varios meses, por lo que siempre se puede tener un buen puñado a mano para incluirlos en nuestra dieta semanal de forma saludable.  Además son uno de los snacks más sanos y nutritivos que podemos tomar entre horas.
Son alimentos de un alto valor energético, por lo que con un pequeño puñado de 30 gramos al día es más que suficiente para no excedernos en calorías, pero también para aportar muchos micronutrientes. Contienen sobre todo vitaminas E y del grupo B y minerales como el hierro, el calcio o el magnesio. Además son ricos en ácidos grasos Omega-3 y polifenoles que destacan por su poder antiinflamatorio.
Para aprovechar bien las propiedades de los frutos secos debemos intentar ingerirlos crudos o como mucho, ligeramente tostados. Debemos evitar los snacks fritos, azucarados, salados o muy tostados que venden ya procesados y adquirir frutos secos crudos y de calidad.
Las nueces, por ejemplo, contienen gran cantidad de ácidos grasos saludables, ayudando a regular los niveles de colesterol y protegiendo corazón y arterias. Son ricas sobre todo en grasas poliinsaturadas tipo Omega-3, que tienen un gran poder antiinflamatorio. Esto resulta especialmente beneficioso en caso de problemas de piel como la psoriasis o la dermatitis atópica, que pueden mejorar mucho con un alto consumo de estas grasas. Además, nuecesavellanas tienen un alto contenido en vitaminas del grupo B y magnesio, lo que las convierte en un suplemento ideal para ayudar a aliviar el estrés, la fatiga o el síndrome premenstrual.
Las almendras son el fruto seco más rico en fibra, lo que favorece mucho el tránsito intestinal. También contienen gran cantidad de vitaminas del grupo B y vitamina E, que es un potente antioxidante que evita el envejecimiento prematuro de los tejidos y por lo tanto de nuestra piel.
Los pistachos contienen mucha vitamina A o retinol. Ésta es fundamental en muchos procesos del organismo y juega un papel importantísimo en el mantenimiento de nuestra piel. Ayuda a mantener una correcta pigmentación de la piel a la vez que colabora en la regeneración evitando que se vuelva seca y agrietada. Contienen  fitoesteroles y ácito oleico, que ayudan a mantener niveles normales de colesterol. Además también son ricos en vitaminas B, tiamina, magnesio, fósforo, cobre, potasio o manganeso.
Además de éstos, existe gran variedad de frutos secos. Anacardos, cacahuetes, castañas, piñones y muchos otros aportan una gran variedad de sabores, texturas y propiedades diferentes para incluir en tus platos. Busca los que más te gusten y no renuncies a sus enormes beneficios!
 
Photo from: http://es.pinterest.com/pin/560557484841830034/

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados