Belleza natural: descubre cómo cuidar una piel bonita y con pecas

Amadas u odiadas, con las pecas no solemos tener término medio. Estas manchitas aparecen en la piel de multitud de personas y muchas veces son confundidas con lunares u otras lesiones. Hoy en Cosmethics os hablaremos un poco de ellas: qué son y cómo se producen. Además aclararemos algunos conceptos en cuanto a su diferenciación con otras lesiones.

Pecas

Pecas
 

¿QUÉ SON REALMENTE LAS PECAS?

Las pecas o efélides son pequeñas manchas que aparecen de forma múltiple en muchas personas de piel clara cuando se exponen al sol. Esto se debe a la existencia de agrupaciones de melanina en nuestra piel, por eso aparecen o se resaltan más con el bronceado. La melalina es el pigmento que todos tenemos en nuestra piel de forma natural.
Suelen aparecer en la piel del rostro y de otras zonas expuestas frecuentemente al sol como el escote o los brazos, aunque podrían aparecer en cualquier parte del cuerpo.

¿CUÁL ES SU CAUSA?

Existe una predisposición genética a padecer pecas. Su aparición está asociada con la presencia de la variante del gen receptor de la melanocortin-1 MC1R. Esta predisposición es mucho mayor en personas de piel clara y/o con el cabello rubio o pelirrojo. También se observa una mayor aparición en mujeres que en hombres.
Como se trata de acumulaciones de melanina en diferentes zonas del cuerpo, aparecerán o se resaltarán más con el bronceado. Además su aparición puede relacionarse con cambios hormonales como el embarazo o la pubertad. También con el empleo de algunos cosméticoso y/o con la toma de anticonceptivos orales. Igualmente, puede que se vayan atenuando con la edad.

¿SON INDICIO DE ALGUNA ENFERMEDAD?

Las pecas son un proceso totalmente normal en las personas que tienen predisposición a padecerlas. No son lesiones precancerosas, por lo que tener pecas no aumenta la probabilidad de padecer cáncer de piel directamente.
De todas formas si se observa que aparecen en una zona extraña como puede ser la planta de los pies o que presentan un tamaño inusual, sí que podrían ser alguna lesión precancerosa y debería consultarse con el dermatólogo. En este caso no serían pecas o efélides, si no que podríamos estar confundiendo algun léntigo con ellas.

¿CÓMO CUIDAR LA PIEL CON PECAS?

La piel con pecas es especialmente sensible a sufrir quemaduras con la radiación del sol. Además suelen ser pieles de fototipos claros, por lo que ya de por sí son sensibles en este aspecto. Por eso, el principal cuidado “especial” que debe tener una persona con pecas es la aplicación de protección solar. Se deben emplear factores altos, y asegurarse de repetir su aplicación varias veces al día. Incluso en invierno, se debería emplear una crema facial con protección. Esto, además de proteger la piel contra las quemaduras, ayudará a que las pecas no se hagan muy marcadas y así mantenerlas en un tono más suave.
Es fundamental vigilar la totalidad de la piel del cuerpo por si apareciera alguna lesión diferente o “extraña” y así identificarla con facilidad. A veces aparecen lesiones que no son realmente pecas y que deberían ser estudiadas por un dermatólogo. Por eso la vigilancia también debería ser parte del cuidado de este tipo de piel.

¿SE PUEDEN ELIMINAR?

Como ya comentamos, las pecas aparecen por predisposición genética y se acentúan con la exposición al sol. Por esta razón no son algo de lo que nos podamos deshacer sin más. Aunque existen multitud de “remedios” para eliminarlas, ninguno va a funcionar realmente y lo que más podemos hacer en este aspecto es disimularlas. Si queremos que nuestras pecas no se noten demasiado debemos prestar mucha atención a lo comentado respecto a su cuidado y aplicar protección solar diaria.
Aunque existen algunos tratamientos agresivos y costosos como la cirugía laser para eliminar las pecas, éstas no son de por sí objeto de tratamiento, ya que no constituyen de por sí ninguna enfermedad ni predisponen a ello.
 Photo from: https://es.pinterest.com/pin/328903579009423049/

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados