Acné (I): ¿qué es y que lo causa?

Padecer acné puede llegar a ser muy desesperante, ya que muchas veces no sabemos qué es exactamente lo que hace que nuestra cara se llene de granos y probamos de todo para evitarlo, sin un resultado efectivo.

Si tienes la piel grasa y con tendencia acneica seguramente ya habrás escuchado de todo en cuanto a causas y remedios se refiere. Desde el chocolate como fuente de todo mal a la propia resignación de que te ha tocado porque sí y punto. En Cosmethics queremos tratar este tema un poco más a fondo y ofrecer una visión más completa y clara sobre un problema tan común como este y tan rodeado de mitos y falsas creencias.

El agua equilibra las glándulas sebáceas
El agua equilibra las glándulas sebáceas

¿Qué es realmente el acné?

El acné común (acne vulgaris) es una enfermedad inflamatoria del folículo pilosebáceo. Se caracteriza por la aparición, simultánea o no, de comedones, pápulas, pústulas, nódulos, quistes y/o cicatrices. Éstas se producen por un exceso de acumulación de grasa dentro del folículo, que puede inducir el proceso inflamatorio. Dependiendo de la cantidad y el tipo de lesiones existen diferentes escalones de gravedad, que deben ser tratados de forma distinta. Aparece principalmente en la cara y la parte superior del tronco y, aunque en la mayoría de casos no es una enfermedad grave, puede ser causante de problemas psicológicos o sociales, que limitan nuestra actividad diaria.

¿Qué causa el acné?

Si tienes la piel grasa y padeces acné seguramente habrás notado cambios en cuanto a su evolución. El acné se asocia frecuentemente a la pubertad o a la menstruación, la fase premenstrual, el embarazo y la lactancia en mujeres. También suele mejorar en verano y empeorar con el sudor, el estrés o una mala dieta. Todo esto tiene una explicación:

El acné es una enfermedad de causa multifactorial, esto quiere decir que tiene varias posibles causas. Principalmente, y en la mayoría de casos de acné común, la principal causa es hormonal. El acné está relacionado con la presencia de andrógenos, en especial la 5 alfa dihidrotestosterona (DHT). También tiene un componente parcialmente hereditario y algunas personas pueden tener cierta predisposición a desarrollar acné. Además están implicados otros factores como agravantes, como puede ser la dieta o el estrés.

¿Qué es eso del acné hormonal?

Los andrógenos son un grupo de hormonas sexuales masculinas que, ademas de regular ciertos caracteres presentes en dicho sexo, actúan a otros niveles como puede ser la piel. Un nivel demasiado elevado de andrógenos o una alteración de la respuesta de la glándula sebácea a estos, se traduce en un aumento de la producción de sebo y un engrosamiento de la capa de queratina del folículo, favoreciendo la retención de grasa en su interior. Digamos que cada folículo pilosebáceo es un pequeño “volcán” que secreta de forma normal sebo a su exterior. En las personas con acné produce demasiada grasa y además se tapona por arriba, acumulando este exceso dentro, pudiendo entrar en “erupción” en cualquier momento. Este efecto se produce más en mujeres que en hombres, ya que su piel es más sensible a los andrógenos.

Existen otras hormonas que también están implicadas en la producción sebácea,  como son la GH, los glucocorticoides, la insulina o las hormonas tiroideas. Todas ellas juegan un papel importante en producción de sebo en la piel. En cambio, los estrógenos (hormonas sexuales femeninas), suprimen la función de las glándulas sebáceas y digamos que son “protectoras” frente al acné.

¿El estreś también produe espinillas?

Las situaciones estresantes, la ansiedad o um mal descanso pueden ser el detonante de un brote o un factor de empeoramiento de nuestro acné. El estrés produce un aumento de andrógenos en nuestro organismo que, como ya explicamos, se traduce en un exceso de grasa en la piel.

¿Es cierto que hay una bacteria implicada en la aparición de acné?

Sí. El Propionibacterium acnes principalmente. Es una bacteria que puede estar presente en nuestra piel de forma normal y que se alimenta de la grasa producida por las glándulas sebáceas. P. acnes coloniza nuestra piel y prolifera en presencia de sebo y ausencia de oxígeno. La infección de esta bacteria puede agravar las lesiones y empeorar el curso del acné.

¿Y el chocolate?

Este es uno de los mayores mitos en torno al acné. Eso sí, aunque es cierto que no está demostrada la relación directa del consumo de chocolate con la aparición de acné, sí que hay que tener en cuenta que lo que verdaderamente agraba su evolución es el consumo en exceso de hidratos de carbono refinados, en especial de azúcares. Estos elevan la producción de insulina, que a su vez aumenta los niveles de andrógenos. Por eso una dieta rica en dulces (y entre ellos el chocolate) puede resultar fatal si tenemos una piel con tendencia grasa.

¿Qué otros alimentos también pueden empeorarlo?

El exceso de consumo de lácteos es otro de los grandes factores asociados al acné.  Existen varias vías mediante las cuales los componentes de la leche poderían producir un exceso de sebo en la piel. Además un exceso de grasas trans (margarinas y grasas vegetales presentes en productos industriales) pueden agravar la inflamación. Tampoco debemos olvidar que tóxicos como el tabaco pueden empeorar nuestro acné, ya que el hígado se satura y es incapaz de eliminar correctamente todas las toxinas.

¿Y cuales son buenos para mejorar?

Las carencias de vitaminas, sobre todo A y D y de oligoelementos como el Zinc pueden influir en el curso del acné. Asegurar un buen aporte vitamínico y mineral e hidratarnos bien puede ser la clave. Debemos llevar una dieta equilibrada y rica en frutas, verduras, legumbres y ácidos grasos omega 3.

¿Los maquillajes ayudan o  empeoran?

La mayor parte de maquillajes son comedogénicos y obstruyen los poros de la piel. Esto, evidentemente, va a perjudicarnos y empeorar nuestro acné. Es fundamental mantener la piel limpia, siempre sin productos agresivos que la irriten, pero evitando también las sustancias grasas que pueden tupir nuestros poros. Si decides maquillarte no debes de irte a dormir sin antes limpiar bien la piel con un desmaquillante suave y libre de irritantes químicos.

Esperamos que con estas cuestiones os hayamos aclarado un poco más las causas y factores que desencadenan el acné. En próximas entradas hablaremos sobre posibles tratamientos y consejos para mejorar una piel grasa.

 Photo from: https://s-media-cache-ec0.pinimg.com/originals/4d/e0/d6/4de0d66cbc958359f0b3ed09a70cde6f.jpg

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados