Consejo Médico

¿Qué plantas son seguras durante el embarazo?

Muchas hierbas, remedios e infusiones son de gran ayuda cuanto estás embarazada; durante todo el proceso prácticamente no se puede tomar ningún tipo de medicamento y 9 meses dan para muchas situaciones y muy diferentes. Son comunes las náuseas, la fatiga, la falta de hiero… Y cuanto esto sucede son tantas las contrdindicaciones a la hora de tomar algo que nos preguntáis qué se puede usar/tomar, qué no y en qué proporciones. Los remedios naturales son casi siempre la solución. Vamos a compartir contigo el listado de hierbas seguras y cómo utilizarlas de Sarah de Saar Soleares. Como bien cuenta Sarah la mayor parte de remedios y hierbas, por no decir casi todos, que se han utilizado durante el embarazo para tratamiento de molestias y problemas comunes del embarazo, parto y postparto se remontan por lo menos al antiguo Egipto. Así que detrás de este listado hay muchas pruebas históricas, empíricas y estudios farmacológicos. Entonces, lo que Sarah ha hecho es un resumen que se centra en todo lo que ella ha probado y por lo tanto es seguro

¿Qué plantas son seguras durante el embarazo?

¿Qué plantas son seguras durante el embarazo?

Lista de plantas seguras durante el embarazo:

  1. Menta: útil para aliviar náuseas matutinas y flatulencia.
  2. Limón: útil  para náuseas e indigestión.
  3. Ortigas: útil para aliviar calambres en piernas y aumentar la cantidad de leche materna.
  4. Rosa y rosa mosqueta: refuerza y aumenta el sistema inmunológico.
  5. Avena: útil para déficit de hierro y disminuir la fatiga.

Remedio energizante para el segundo semestre del embarazo:

Este remedio te ayudará con el déficit de hierro y con las náuseas.

Ingredientes necesarios para preparar esta receta:
  • 2 cucharadas de hoja de menta orgánica fresca
  • 2 cucharadas de hojas secas de ortiga organica
  • 2 cucharadas de Avena Orgánica Seca
  • 2 cucharadas de pétalos de rosa orgánicos secos
  • 3 cucharadas de miel orgánica (opcional)

¿Cómo prepararlo?

Pon medio litro de agua caliente con las hierbas. Revuélvelo y mantelo cubierto durante una hora, después pásale el colador. Si te gusta el sabor de la miel y que quede un toque más dulce ponle un poquito (caliéntala un poco para que se disuelva bien). Deja que todo se enfríe a temperatura ambiente. Un vez que esté frío ya puedes comenzar a tomártelo a lo largo de todo el día. Puedes tomarte al día y de forma segura 300ml y lo ideal es que te lo tomes lentamente a lo largo de todo el día y no todo de un golpe para que el cuerpo lo asimile bien.

 

TEA-MINT-ROSE-001.jpg

También te puede interesar