Consejo Médico

¿Puedo hacer yoga durante el embarazo?

El embarazo es una época de cambios en la mujer a todos los niveles. Nuevas emociones, preocupaciones, dolores, cambios en la piel, hinchazón y un sinfín de sensaciones totalmente nuevas en nuestro cuerpo. Por eso y para que sea una época llena de calma e ilusión por la llegada de un nuevo miembro a la familia, es fundamental tener nuestro cuerpo y nuestra mente bajo control, siendo conscientes y disfrutando de cada momento, para llegar al parto con la seguridad y la calma necesaria para afrontarlo.  Por eso hoy hablaremos de yoga para embarazadas, un ejercicio 100% recomendable para las futuras mamás.

Yoga durante el embarazo

Yoga durante el embarazo

El Yoga es una disciplina en la que cuerpo y mente se unen para ejercitarse de una forma consciente. Los ejercicios de control y relajación tanto física como mental ayudan a mejorar la postura y el tono muscular, a la vez que aprendemos a relajarnos y controlar nuestras emociones. Todo esto hace que durante el embarazo resulte tan beneficioso practicarlo y que a día de hoy sean tantos los lugares que ofertan clases y talleres de yoga para embarazadas.

NO HAGO EJERCICIO O NO HE PRACTICADO YOGA EN MI VIDA…

No te preocupes, el yoga sigue siendo para ti. Si nunca lo has practicado, lo más recomendable es que te apuntes a unas clases para comenzar el en segundo trimestre del embarazo. Dedica el primer trimestre a planificar con calma toda esta época y a disfrutar y afrontar todos los cambios que supone. Incluye en tu planning estas clases y talleres y sal a caminar o realizar tu ejercicio habitual para mantenerte en forma. Eso sí, escucha a tu cuerpo y no cometas excesos.

Si eres novata en esto del Yoga infórmate y busca unas clases específicas para embarazadas. Existe una gran oferta tanto de grupos como individuales y si te animas a practicarlo en grupo no olvides que seguramente la mayoría estén en la misma situación que tú y podrás aprovechar para intercambiar impresiones con otras futuras mamás. Es fundamental que lo practiques de forma rutinaria, un mínimo de 2 veces por semana y que comentes con tu monitor tus sensaciones en cada sesión para adaptar mejor el ejercicio a tus necesidades.

QUÉ BENEFICIOS ME APORTA EL YOGA DURANTE EL EMBARAZO:

Con el yoga y mediante los estiramientos, los ejercicios de respiración y la meditación, aprenderás a ser consciente de tus cambios físicos y emocionales, a relajarte y reducir el estrés y a ganar energía, vitalidad y mucha tranquilidad. De todo esto sabemos en Cosmethics y por eso os detallamos uno a uno todos sus beneficios:

1. Te mantendrás en forma: A veces tendemos a ver el embarazo casi como una enfermedad que invalida a la mujer y la limita a la hora de moverse. Esto es un error que muchas veces lleva a un exceso de sedentarismo durante esta época. Durante el embarazo el cuerpo de la mujer sufre diversos cambios que es preciso conocer y ser conscientes de ellos para adaptar nuestro ejercicio a ellos. El yoga es una actividad que exige poco a nivel cardiovascular, pero que ayuda mucho a mantener el tono muscular y la flexibilidad. Además trabajarás el control mental de cada movimiento, lo que ayudará a mejorar también tu equilibrio y tus posturas.

2. Ganarás en vitalidad, tranquilidad y bienestar: El Yoga no consiste solamente en realizar posturas y estiramientos musculares. Trabajarás la respiración, el control mental y la meditación. Esto se traducirá en una mejoría notable de tu estado de ánimo y tu energía. Además aprenderás a emplear estas técnicas para aliviar la ansiedad y controlar cada momento de tu vida sacándole el mayor partido, lo cual es fundamental en una época de cambios y planificación como ésta.

3. Te ayudará a conectarte con tu bebé: Cuando practiques yoga durante el embarazo te darás cuenta de que no es un ejercicio para ti, si no también para tu bebé. Te ayudará a conectar con él, dedicándoos un tiempo a vosotros mismos. Aprenderás a sentirlo y a percibir mejor su postura y movimientos, sobre todo en los últimos meses de embarazo.

4. Te ayudará a afrontar ciertos síntomas del embarazo: Cuando estás embarazada todo tu cuerpo cambia en un proceso constante de 9 meses. Podrás sufrir desde náuseas y mareos, hasta dolores de espalda, piernas cansadas, incontinencia urinaria, hinchazón o mucha otra sintomatología propia de esta época. El yoga te ayudará a oxigenar todo tu cuerpo y a mantenerlo activo, lo que te dará mayor vitalidad y mejorará tu capacidad de movimiento. Además tonificarás tu cuerpo y corregirás tu postura por lo que los dolores de espalda o incomodidades sobre todo a la hora de dormir serán menores. También te ayudará a saber relajarte mediante la respiración en esos momentos en los que un dolor o una molestia hacen presencia.

5. Te preparará para el parto: El yoga no solo te ayudará a mantenerte en forma de una forma relajante. Todos los ejercicios de estiramiento, el control muscular del cuerpo (y sobre todo del suelo pélvico), las técnicas de respiración y relajación, ayudarán a llegar al día del parto con un control y un conocimiento sobre tí misma súper útil en ese momento. Te ayudará a relajarte durante el proceso, a afrontar mejor el dolor y a controlar cada contracción y cada movimiento que hagas para ayudar a nacer a tu bebé.

6. Te relacionarás con más mujeres como tú e intercambiarás dudas e impresiones: Las clases de yoga en grupo son ideales no solo para conectar contigo misma y con tu bebé, si no para relacionarte con otras futuras mamás que se encuentran en la misma situación. Estos grupos de iguales favorecen el intercambio de impresiones y el apoyo mutuo. Además seguro que hay mogollón de dudas y cuestiones que surgen durante las clases y que pueden ser resueltas entre vosotras o con vuestro monitor o monitora.

¿Qué os han parecido todas estas razones a las futuras mamás? ¿Os animáis con un poquito de yoga? En Cosmethics esperamos que estos consejos os sirvan de ayuda y sobre todo os deseamos un muy feliz embarazo a todas vosotras.

Photo from: https://es.pinterest.com/pin/169307267217513214/
 

También te puede interesar

Todavía no hay comentarios

    Responder