No todo son cremitas

Los efectos del alcohol sobre la piel: deshidratación, manchas, opacidad, hinchazón e inflamación

Todos sabemos que beber alcohol, al igual que el tabaco, son claros enemigos de la piel. Son la antítesis a una piel saludable, joven y radiante. Manchas, deshidratación, rojeces, envejecimiento, marcas e inflamación sólo son algunos de los síntomas visibles de una persona que tiene estos dos consumos insalubres como hábito.

Los efectos del alcohol sobre la piel: deshidratación, manchas, opacidad, hinchazón e inflamación

Los efectos del alcohol sobre la piel: deshidratación, manchas, opacidad, hinchazón e inflamación

4 efectos del alcohol sobre la piel

El alcohol deshidrata:

La piel es el órgano más grande del cuerpo y el alcohol la deshidrata a unos ritmos vertiginosos. ¿Sabes por qué sucede esto? El alcohol dificulta la producción de vasopresina, una hormona antidiurética que hace que los riñones tengan que trabajar más para eliminar el exceso de agua. Esta es la razón por cual después de una ingesta de alcohol tu piel posiblemente se sentirá (además de apagada) muy tirante (deshidratación).

El alcohol envejece:

La piel deshidratada es una de las causas más conocidas asociadas al envejecimiento. El alcohol además de deshidratar también le “quita” a tu cuerpo vitamina A y esta vitamina es importantísima para la renovación celular. La falta de vitamina A puede hacer que tu cutis se vea opaco y apagado.

El alcohol produce inflamación:

¿Alguna vez te has pregunta por qué tienes rojeces en la piel después de beber? Esto se debe a que el alcohol inflama los tejidos del cuerpo y provoca una reacción de histamina que es la culpable de causar enrojecimiento en la piel. El alcohol además aumenta el flujo sanguíneo y dilata los vasos sanguíneos de nuestro rostro. Esto puede provocar la rotura de capilar y manchas rojas en la piel que son muy difícil de eliminar. Aquí el aceite de rosa mosqueta poco puede hacer y será demasiado tarde para revertir con cosmética natural cualquier exceso que hayas cometido.

Si tienes alguna afección cutánea como rosácea o acné el alcohol es muy probable que la agrave. Muchas bebidas alcohólicas están cargadas de azúcar, lo que provoca que los niveles de insulina aumenten inflamando aún más la piel.

El alcohol hincha:

A medida que a tu cuerpo le van faltando nutrientes vitales y líquidos (y esto no tiene por qué estar relacionado directamente con el consumo de alcohol) éste intentará almacenar todo lo que pueda. Esto se evita con una correcta alimentación rica en lípidos, antioxidantes y vitaminas. Si a tu cuerpo le faltan todos estos imputs de energía necesarios y además añades en el cóctel alcohol el efecto será muy negativo y hará que tanto tú como tu cuerpo esté hinchado.

Resumiendo…

No se trata de que te prives de tomarte un cóctel, una caña o una copa de vino cuando de verdad de apetezca. No nos gustan los extremos ni las prohibiciones pero te aconsejamos un consumo responsable y que siempre tengas el conocimiento de lo que esto puede provocar en tu piel.

Todos estos consejos siempre deben ir acompañados de una alimentación equilibrada y saludable y por supuesto dosis de deporte (el que más te guste).

Lo que pasa de verdad en tu cuerpo cuando dejas de beber alcohol

  1. Es posible que tu sistema nervioso reaccione, si es un hábito tu cuerpo te mandará alguna señal, pero nada preocupante. No le des más importancia de la que tiene, escúchalo.
  2. En cuanto pasen unos días dormirás mucho mejor.
  3. Tendrás menos apetito de noche.
  4. Como “contra” tu cuerpo te pedirá azúcar, concédeselo pero no de cualquier forma. Elige snacks o caprichos saludables.
  5. Disfrutarás más los sabores; sentirás que tienes mejor paladar.
  6. Es posible que no retengas tanto líquidos y que incluso bajes de peso consiguiendo quemar más grasa pero con la misma dosis de deporte.
  7. Tu piel se verá mucho más hidratada, con mejor color, más luz y menos apagada. La tez estará cada vez más clara, éste es una reacción saludable que se observa muy rápido.

 

También te puede interesar