31 de octubre 2016

Poco a poco nos vamos proponiendo reducir determinados alimentos que sabemos que a una gran parte de la sociedad no nos sientan todo lo bien que debería. Cada vez es más común cocinar sin trigo, sin productos lácteos ni azúcar refinado. Cuando alguien lo dice ya no nos suena tan raro porque estamos más familiarizados y concienciados a aprender a jugar con los sabores mediante otros tipo de alimentos. Hemos ido detallando algunos de los pilares de la cocina Lily Simpson, una de las artífices de “la cocina depurativa”. En la entrada anterior nos centramos en aceites, hierbas y especias. Hoy escribrimos sobre legumbres, quinoa,  frutos secos,  fruta desecada y alternativas a los lácteos.Toma nota, de aquí todos debemos sacar mucho en limpio.

Lista alimentos dieta detox
Lista alimentos dieta detox

Legumbres y quinoa

Las alubias, los guisantes y las lentejas son la base de muchos platos vegetarianos. En general, las legumbres son una valiosa fuente de proteínas, fibras y carbohidratos complejos, así como de folato, magnesio, hierro y zinc (por ello son un componente esencial de las dietas vegetarianas y veganas). Además añaden una deliciosa textura.

Aunque no es una legumbre (semilla seca de una leguminosa), la quinoa (semilla de una herbácea) es también una fuente de proteínas y por eso hemos decidido incluirla aquí.

A menudo la gente piensa que cocinar legumbres secas requiere mucho tiempo, pero solo hay que dejarlas en remojo la noche anterior y cocerlas un poco más. El sabor y la textura resultantes valen la pena. Si tienes poco tiempo, puedes usar legumbres en conserva, pero que sean ecológicas y de buena calidad. Las legumbres bio son más buenas que las otras, cuyo sabor a veces puede ser muy insulso.

AZUKI. Alubias rojas oscuras que tienen un sabor a frutos secos y una textura firme, lo que las hace ideales para sopas y guisos.

LENTEJAS CAVIAR Y DE PUY. Idóneas para cocinar al dente y mantenerlas siempre tiernas del todo, son perfectas para las ensaladas. Las variedades caviar y de Puy son más firmes que las rojas y amarillas. Por su sabor intenso y algo picante son un elemento básico en la cocina de aquellas personas que disfruten con los sabores intensos.

ALUBIAS NEGRAS. Son ideales para añadir el color negro a una comida. Se utilizan sobre todo en platos de inspiración latinoamericana.

JUDIONES. Suaves y de textura cremosa, son perfectos para hacer puré sin patatas. Si quieres que una ensalada quede algo más sustanciosa añade unos cuantos judiones.

ALUBIAS CANNELLINI. Estas alubias son mantecosas, suaves y redondeadas. Absorben muy bien los sabores y, por ello, son perfectas para ensaladas, estofados y guisos de cocción lenta.

GARBANZOS. Se emplean con frecuencia en la cocina mediterránea, de Oriente Medio y la India. Para hacer un hummus rápido, se pueden usar garbanzos en conserva. Si se desea una textura más firme, se pueden dejar los garbanzos secos en remojo durante la noche. Los garbanzos se pueden asar también como aperitivo crujiente, ¿lo sabías?

ALUBIAS BLANCAS. Al igual que las cannellini, estas alubias son ligeramente dulces y muy cremosas.

ALUBIAS RIÑÓN. Deben su nombre a su forma de riñón y tienen una piel gruesa y un sabor dulce. Quedan deliciosas trituradas, como puré para una guarnición, o en guisos.

JUDÍAS MUNGO. Estas alubias color verde brillante tienen un sabor terroso con un toque a frutos secos.

ALUBIAS PINTAS. Estas alubias moteadas quedan maravillosamente bien en potaje y ensaladas.

QUINOA. Rica en proteínas y fibra, además de minerales esenciales, la quinoa se considera uno de los alimentos más nutritivos. Lo que la hace única es su proteína completa (contiene todos los aminoácidos esenciales). La quinoa tiene un delicioso sabor a frutos secos y una textura crujiente. Muy utilizada en ensaladas o, bien cocida, para hacer hamburguesas gruesas o pasteles de pescados, como una alternativa a la patata.

Desayuno energético detox
Desayuno energético detox

LENTEJAS ROJAS. Son un clásico en la cocina india. Tienen un sabor delicado y terroso, y son facilísimas de cocinar.

Frutos secos y semillas

Los frutos secos y las semillas añaden una textura crujiente y profundidad de sabor a un plato, además sus beneficios para la salud también son significativos. Los frutos secos y semillas, ricos en grasas saludables, proteínas y minerales, están muy presentes en nuestras recetas.

ALMENDRAS. Al ser ricas en vitamina E, las almendras son magníficas para la piel. Mézclalas con una bayas de goji para un energético tentempié a media mañana, o agrega unas cuantas a una ensalada o guiso, para añadir textura y sabor. Las almendras molidas son ideales para hacer pasteles.

NUECES DE BRASIL. Son muy buenas como aperitivo y, si las picas, puedes espolvorear con ellas una ensalada o un bol de muesli. Estos frutos secos son una de las fuentes más ricas en selenio, un antioxidante que ayuda a proteger el cuerpo frente los efectos dañinos de los radicales libres.

ANACARDOS. De todos los frutos secos, los anacardos son los más cremosos. Remojados y triturados son perfectos para espesar una salsa o para un aliño. Son ricos en magnesio, que ayuda a mantener los huesos sanos.

SEMILLAS DE CHIA. Estas pequeñas semillas negras o blancas son ricas en los saludables ácidos grasos omega 3 y en fibra. Pueden incorporarse fácilmente a la dieta cuando hace falta un refuerzo nutricional. Espolvorea con ellas los cereales del desayuno o mézclalas con batidos.

COCO. Ideal para endulzar el desayuno y los postres de forma natural.

SEMILLAS DE LINO. Por sus beneficios, estas pequeñas semillas de color marrón o amarillo son apreciadas desde hace siglos. Si las trituras puedes añadirlas a batidos o espolvorear con ellas los cereales. El aceite de lino también tiene propiedades beneficiosas.

AVELLANAS. Estos frutos secos son perfectos tanto para platos dulces como salados.

NUECES PECANAS. Si se tuestan un poco, se vuelven más dulces y quedan geniales con los postres.

PISTACHOS. Comprarlos sin pelar e idóneos para utilizar en postres y ensaladas.

SEMILLAS DE CALABAZA. Son una buena fuente de grasas saludables y minerales, como magnesio y zinc, por lo que resultan un complemento muy nutritivo para desayunos y postres. Por su sabor sutil, quedan estupendas como adorno crujiente en la mayoría de los platos salados.

SEMILLAS DE SÉSAMO. Utiliza semillas de sésamo blanco y negro para añadir textura y un ligero sabor ahumado a los platos. El sésamo negro queda estupendamente bien en ensaladas de colores, como un contraste moteado. Para potencias su sabor, puedes tostar las semillas.

SEMILLAS DE GIRASOL. Su contenido nutricional es similar al de las semillas de calabaza. Puedes utilizarlas en grandes cantidades tostadas para añadir un toque crujiente y una dosis extra de sabor en prácticamente cualquier plato.

NUECES. Estos frutos secos son una buena fuente de ácidos grasos omega 3. Se pueden tostar ligeramente con un chorrito de miel para un delicioso tentempié. Compra nueces de la mejor calidad que puedas, pues su sabor será mucho más cremosos y menos amargos que las más “baratas”.

Fruta desecada

Lista alimentos detox
Lista alimentos detox

La fruta desecada es un estupendo edulcorante natural, aunque es mejor utilizarla en pequeñas cantidades, pues aporta muchas calorías.

Agrégalas a los cereales del desayuno o a las ensaladas para añadir dulzor y una textura suave. Las frutas desecadas son una buena fuente de fibra, que favorece la digestión. Cuando compres fruta desecada, asegúrate siempre de que no sea azucarada ni sulfurada, es decir, que no lleve conservantes ni aditivos.

OREJONES DE ALBARICOQUE. Los que no han sido sulfurados son de color más oscuro y menos dulces que los sulfurados. Son deliciosos en tajines y guisos.

DÁTILES. Idóneos para endulzar postres, pasteles y barritas de avena. Triturados, van muy bien para ligar ingredientes, del mismo modo que el azúcar refinado.

BAYAS DE GOJI. Estas bayas, con un sabor ligeramente amargo, son un superalimento rico en antioxidantes. Son perfectas tomadas solas, como una merienda saludable, o para añadirlas a los cereales del desayuno.

BAYAS DE ALQUEQUENJE. También conocidas como uchuva, Physaliso o tomatillo, estas bayas agridulces proceden de Brasil. Puedes tomarlas en el desayuno o como tentempié durante el día.

PASAS DE UVA DORADAS. Estas pasan son algo más dulces que las sultanas normales, y son perfectas para los cereales, ensaladas y postres.

Alternativas a los lácteos

Aunque no hayas decidido eliminar del todo los productos lácteos en tu dieta, quizás quieras evitarlos lo más posible. Para tener la seguridad de que tomas todos los nutrientes que necesitas, lo mejor es optar por “leches” vegetales con un perfil nutricional similar al de la leche de vaca.

LECHE DE ALMENDRA. Idónea para pasteles y batidos.

LECHE Y YOGUR DE COCO. La leche de coco, rica en grasas saturadas naturales saludables, es perfecta para currys, sopas y postres. Ten en cuenta, sin embargo, que las calorías que contiene son elevadas, así que úsala con moderación u opta por una baja en grasa si estás interesado en perder peso.

MANTEQUILLA DE FRUTOS SECOS. Las mantequillas a base de frutos secos son fáciles de hacer y constituyen una fuente concentrada de proteínas. Frutos secos cremosos como los anacardos y las almendras van especialmente bien. Puedes utilizarlos como una “pasta” para untar nutritiva o como espesante en guisos.

LECHE DE AVENA. Esta es la alternativa más económica a los lácteos y queda estupenda con muchas recetas.

LECHE DE ARROZ. Es las más dulce de las “leches” sin lactosa, y queda muy bien en batidos, con muesli y granola.

YOGUR DE SOJA. Este yogur es menos denso que el “normal” y su sabor, algo más amargo, pero delicioso con un toque de miel y unos pocos frutos secos.

Photos from Pinterest

Fuente: The Detox Kitchen

Hoy os traemos un post muy especial sobre vitaminas y belleza. Mucha...

Tus ojos te indican el tono Consejo 1: Elige las sombras según el co...

Deja un comentario

* Campos obligatorios