Cosmética Natural

La palabra «natural» en la etiqueta de un producto no significa que sea seguro, ni tampoco natural

Por insólito que pueda parecer todavía hoy en 2019 no existe en ningún país del mundo, según datos oficiales del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de España, una definición oficial de lo que se considera cosmética natural y cosmética ecológica. Gracias al avance del sector de la alimentación ecológica varias entidades privadas han tomado su modelo como referencia para comenzar a definir normas y compromisos sobre los cuales establecer pautas para definir qué es un cosmética natural y qué es un cosmético ecológico.

Principios reales de la cosmética natural:

Principios reales de la cosmética natural:

Principios reales de la cosmética natural:

Actualmente existen diferentes normas con variantes pero prácticamente todas ellas coinciden en los siguientes principios:

  1. El 90% de lo ingredientes debe ser natural o de origen natural; como mínimo un 90%.
  2. No se deben incluir compuestos químicos sobre los que existen dudas sobre su inocuidad para el medio ambiente o para la salud del consumidor.
  3. Los procesos de transformación y elaboración deben ser respetuosos con el medio ambiente.
  4. Se permite ingrediente de origen animal siempre que no sean derivados de animales amputados o sacrificados específicamente para la elaboración del cosmético/producto de higiene. Si un cosmético contiene, por ejemplo, miel es un cosmético natural pero no podemos etiquetarlo como cosmética vegana porque contiene un ingrediente de origen animal.
  5. No deben testarse en animales: ni el producto final ni ninguno de los ingredientes que contiene el cosmético. Directiva 2015/13/CE
  6. No se admiten ingredientes ni procesos de fabricación que impliquen el uso de tecnologías controvertidas como por ejemplo organismos modificados genéticamente (OGM), nanotecnología o irradiación.
  7. Es muy habitual utilizar embalajes eco-responsables, reciclados y/o reciclables.

Podemos afirmas que estos 7 puntos/pautas son principios que debe recoger un cosmético/producto de higiene para que se considera «natural de verdad».

Diferencias principales entre la cosmética ecológica y la cosmética natural:

  • En muchas ocasiones el agua suele ser el principal ingredientes de un producto cosmético (salvo en los cosméticos «waterless» – cosméticos sin agua). Por otra parte la mayor parte de materias activas se derivan de plantas y animales. Los ingredientes de origen animal y vegetal pueden estar certificados como ecológicos si cumplen el Reglamento CE 834/2007.

    Si el cosmético contiene un porcentaje mínimo (alrededor del 95%) de ingredientes de origen vegetal y/o animal ecológicos certificados sí se considera «cosmética ecológica». Si no cumple este requisito estamos hablando de «cosmética natural»

  • Existen además cosméticos naturales que llevan un porcentaje de ingredientes ecológicos inferior al 95%.

    En ese caso el fabricante puede indicar qué porcentaje de ingredientes ecológicos contiene el producto.

    «¿Qué tiene de «natural» un producto con 10 ingredientes distintos que suponen un riesgo para la salud? Algunas empresas comercializan estos productos como «superiores» haciendo referencia a propiedades «naturales» y «recomendado por el médico».»  Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente

Fuente: Guía de Cosmética Econatural para profesionales.

También te puede interesar