10 de abril 2017

Las cicatrices son el resultado de la regeneración propia de la piel cuando ésta sufre una lesión. La mayoría de nosotros tenemos alguna, resultado de algún accidente o de problemas cutáneos como el acné. Mucha gente ya nos ha preguntado cuál es la mejor forma de atenuarlas; en esta entrada vamos a daros algunos trucos y consejos para su tratamiento.

Cómo cuidar y reducir cicatrices con aceite de rosa mosqueta
Cómo cuidar y reducir cicatrices con aceite de rosa mosqueta

Cuando la piel sufre una lesión y pierde su integridad, desde el primer momento se ponen en marcha una serie de mecanismos para cerrar la herida y recomponer su integridad. Resultado de esto son las cicatrices que no dejan de ser el tejido “especial” que genera nuestra piel para curarse. Los fibroblastos son las células encargadas de crear este tejido fibrilar, diferente al de la piel intacta, de ahí su aspecto diferente.

El resultado final de una cicatriz depende de muchos factores, como el tamaño y profundidad de la herida, la forma, la parte del cuerpo en que se localice, la edad, la exposición solar, los tratamientos recibidos sobre la herida o el estado de salud de nuestra piel. Por eso es importante que, cuando nuestra piel se lesione, cuidemos desde el primer momento la herida para ayudar a nuestra piel a regenerarse y que la cicatriz sea lo más discreta posible.

Una vez cerrada la herida, la cicatriz puede tardar un año o más en formarse totalmente. Hay cicatrices que responden mejor al tratamiento en los primeros meses y otras en cambio mejorarán transcurrido todo ese tiempo. Por eso lo mejor es cuidarlas desde un principio y a largo plazo.

En thecosmethics os proponemos algunos cuidados básicos para evitar que una herida se convierta en una vistosa cicatriz:

– Desinfección: una herida infectada puede ser sinónimo de alargar el tiempo de espera para comenzar la cicatrización. Por eso debemos desinfectar, facilitando que se cure lo más rápido posible.

– Vendajes: en caso de heridas profundas o cortes, puede ser necesario el empleo de suturas por parte de un profesional médico. Si la herida no es lo suficientemente profunda para esto, pero sí que se abre un poco, puedes aplicar un pequeño vendaje o unas tiras de aproximación que acerque las dos partes y reduzcan el espacio cicatricial.

– Nada de sol: a exposición al sol puede hacer que se pigmente el tejido cicatricial, dejando una marca difícil de quitar. Por eso debemos cubrir la lesión desde un principio y protegerla del sol (recomendamos cremas con factor de protección alto y naturales).

– Mucha hidratación: en las cicatrices el tejido se deshidrata más rápido, perdiendo elasticidad. Por eso es fundamental aportarle humedad mediante geles, cremas, bálsamos o aceites.

– Cuida la alimentación: es fundamental mantenernos hidratados también por dentro. Los alimentos ricos en antioxidantes y vitaminas como las frutas y verduras frescas ayudan a que la piel se regenere más rápido. Además, la L-arginina acelera el proceso de regeneración tisular. Su principal fuente es el aceite de oliva crudo. El zinc también es un oligoelemento muy importante en los procesos de cicatrización; está muy presente en legumbres, nueces, verduras, semillas, yema de huevo y germinados.

Para ayudar a nuestra piel a regenerarse podemos aplicar de forma tópica muchos tratamientos naturales que reducirán la visibilidad de la cicatriz y ayudarán a dejar la piel más íntegra:

– Rosa Mosqueta: es uno de los tratamientos más conocidos tanto para ayudar a cicatrizar, como para reducir las posibles marcas debidas a la exposición solar. El aceite puro de rosa mosqueta es muy rico en vitaminas, ácidos omega 3 y 6, antioxidantes y otros componentes que  en su conjunto le confieren una enorme capacidad regeneradora. Debe aplicarse desde que la herida está cerrada pero aún rojiza y siempre por las noches, ya que este aceite produce fotosensibilidad y la exposición a los rayos solares podría hacer que la cicatriz se pigmente.

– Jugo de Aloe Vera: el Aloe Vera contiene 9 aminoácidos, 20 minerales y 12 vitaminas, además de fitoesteroles y otros componentes que lo convierten en un producto muy polivalente en tratamientos para la piel. Sus propiedades bactericidas y regenerantes hacen que se pueda aplicar puro incluso sobre la herida abierta. Además ayudará en el proceso cicatricial, aplicado de esta forma o en cremas o geles que lo contengan.

Aloe Vera, poder cicatrizante
Aloe Vera, poder cicatrizante

– Aceite de Almendras: éste, además de ser un básico hidratante, aporta numerosos nutrientes como las vitaminas A y E y ácidos grasos esenciales. Penetra muy bien en la piel y es un estupendo estimulador de la formación de colágeno, por lo que nos puede ser muy útil. Además, tiene cierto efecto despigmentante, por lo que ayuda a evitar las marcas solares.

– Manteca de Karité: cada vez son más las cremas y productos en el mercado que se aprovechan de sus magníficas propiedades. Y no es para menos. Penetra genial hasta las capas profundas, hidrata, regenera, devuelve la elasticidad y es antiinflamatoria. Además, aplicada pura funciona como una barrera externa protegiendo la piel.

– Aceite de Argán: al igual que el aceite de rosa mosqueta, contiene ácidos grasos esenciales y vitamina E. Este en cambio es rico en tocoferol, fitoesteroles y lupeol. Este último componente mejora la proliferación de queratinocitos, acelerando sobre todo la renovación celular de la piel. Además, el aceite de argán ayuda a homogeneizar la pigmentación cutánea, por lo que es estupendo para reducir las marcas solares.

Estos son solo algunos de los ingredientes más conocidos y eficaces para atenuar las cicatrices. Escojas estos u otros para tratarlas, no olvides que lo más importante para obtener un buen resultado es la constancia. Esperamos que este post os sirva de ayuda.

Durante el otoño, son muchas las personas que ven como su pelo se de...

Vamos a comenzar septiembre en theCosmethics y nos vamos preparando p...

Comentarios

1 comentarios:

  1. Comentario de Ha llegado Papá Noel a Cosmethics

    20 noviembre, 2014, 1:16 pm

    […] por doquier, La niña de los Alpes, Desayuno energético, Gros Câlins, Soy un Koala, Grooming: no sin mi barba, Elixir Natural, […]

Deja un comentario

* Campos obligatorios